Hola, hermosuras! Hoy les traje de nuevo un post dividido. Espero que no me haya quedado muy largo!

Reflexión

Resulta que el otro día tuve uno de esos días. Esos días donde te levantás y ya estás mal, por default. Que si alguien te quiere venir a pedir algo, antes se tiene que dar la antirábica y la triple felina.

Y así estuve desde las 7 am hasta que me fui a dormir. TODO el día mal. Violenta, casi. Yo enseguida pongo el modo sarcástico en «ON» y agarrate, de ahí no me sacas mas….

Ya ni recuerdo a todos los que les contesté mal, o por cuantas cosas sin el menor sentido me irrité. Lo que si recuerdo es que llegué a casa AGOTADA. Toooooooodo ese estado de «La vida es una porquería» en el cual entré temporalmente, me había succionado toda la energía. Y no pude hacer cosas lindas, como dedicarme un rato al blog, escuchar música copada, tomarme el rato de cenar algo rico… No pude hacer nada de eso porque llegué tan pero tan agotada que me fui a dormir temprano, así sin más.

Me desperté al día siguiente y la verdad, recordando un poco todo lo que me parecía inaceptable el día anterior, dejó de parecerme tan terrible. Me había enojado por bolud!»#ses con medio mundo. Había dejado que se me impregne la mala onda del laburo al pepe.  Y toda mi energía se fue en eso.

Me prometí intentar cortarlo de raíz la próxima

No importa si parece que es el peor día de mi vida, o si de pronto no tolero compartir aire con alguno de mis compañeritos laborales mas célebres. La vida es corta y ser más feliz es una elección.

Concentrarse más en lo bueno. Que si el problema es el laburo, a las 6 salgo y tengo una muy buena vida afuera para disfrutar. Poder resetearme un poco cuando entro  en un ciclo negativo, que me saca la energía. Poder llegar a casa después de uno de esos días que no-fueron-tan-buenos, y cortar, y dedicarme a cualquier cosa que me guste. Un rato de sr esposo, algo rico de cenar, lo que sea. Ver las cosas en perspectiva. Que eso que me pone de taaaaan mal humor, no es tan grave honestamente. Elegir estar mejor.

Yo ya vengo con la filosofía let go desde un sacudón de 2016, pero bueno. El otro día volví a caer en lo mismo. Fush Fush a ese estado en el que no quiero estar!  Por un 2017 más feliz, sí se puede 🙂

 

Y si tenés uno de esos días (justo hoy, o sólo a veces) ojalá también puedas tomar el ejercicio de cortar un poco con esa negatividad y hacer algo que te renueve un poco de buenas energías. Eso que te gusta,  te hace bien, y te toma sólo un ratito 🙂 Más de eso y menos de todo lo demás!

Review «Todo Sobre Mí»

Y hablando de hacer cosas lindas, ya saben que tengo fascinación por las marcas nacionales de diseño. Y por la lencería con onda.

Hace un tiempo fui a conocer el nuevo showroom de Todo Sobre Mi, una marca muy interesante.

Las diseñadoras son una madre y su hija. Cada una le pone una impronta tan fuerte a su línea, que podés reconocer al vuelo quien diseñó cada prenda. Las prendas de la hija son más coloridas y jugadas, y las de la madre más clásicas y elegantes. Muy chic

Las prendas son totalmente hermosas y llenas de detalles

Las telas son divinas, los cortes son hermosos y es diseño independiente que para mi es un enorme plus

El showroom está ubicado en  El Maestro 52 (Caballito). También pueden chusmear más de lo que hacen en Instagram y Facebook

Les gusta la lencería de este estilo? A mi me fascina! Las leo 😀

Tengan un excelentísimo día